GREDOS

GREDOS
VISTA DE LA SIERRA DE GREDOS

miércoles, 24 de marzo de 2010

HOMENAJE A MIGUEL DELIBES


Con la muerte de Miguel Delibes, acaecida hace solo unos días, hemos sufrido una inmensa pérdida todos los españoles, pero de manera muy significativa los que pertenecemos a la Comunidad de Castilla León. Fue un hombre tan próximo a la gente sencilla con la cual convivió siempre de una manera cercana como a el le gustaba. Su gran afición a la caza en mano, siempre entre amigos de los pueblos de Castilla y León, donde había nacido, en Valladolid un 17 de octubre de 1.920, le llevo a conocer el campo y las costumbres de los pueblos y sus gentes, como ningún otro y así supo plasmar en sus libros. Gran defensor de la naturaleza y de su entorno y del mundo rural, que en sus novelas describió como nadie, ahí están novelas como Las Ratas, o Diario de un Cazador, y quizás la mas significativa de todas “Los Santos Inocentes” que fue llevada al cine como tantas otras, y que fue interpretada de manera extraordinaria por actores de la categoría de Paco Rabal y Alfredo Landa, donde demuestran su gran valía al adaptarse para interpretar a personajes tan difíciles. Los que conocemos de cerca las “cacerías” de lujo y hemos vivido muy cerca de ellas, sabemos que esas situaciones, que en la película pueden estar un poco exageras, pero que son tan reales como la vida misma. Las grandes “cacerías” se dan siempre en fincas importantes donde existen, personas como las descritas en la novela de Miguel Delibes, como el administrador. Los guardas, los pastores y demás dependientes en muchas ocasiones vivían en situaciones límite, sin disponer de agua ni luz en sus dependencias. Hoy en la actualidad la situación ha mejorado considerablemente, pero cuando nuestro Miguel Delibes escribió la novela, estoy seguro que se daban todas esas circunstancias, que el supo describir de manera impecable. Desde aquí quiero rendir mi más sentido homenaje al gran maestro de la literatura de lengua castellana, así como mí mas sentido pésame a su familia.

1 comentario:

  1. Quiero unirme al homenaje que has hecho a nuestro querido Miguel Delibes.
    En él dejas plasmado parte de su historia que a tantos nos ha llenado momentos quizas mas de una vez algo perdidos.
    Yo recuerdo Cinco horas con Mario . Ese monólogo que tan bien supo plasmar en el teatro nuestra querida Lola Herrera. Creo que su forma de escribir era acta para todos los publicos .
    Muy bien Antonio a parte de lo bien que lo expones, me ha encantado .
    Un saludo.

    ResponderEliminar