GREDOS

GREDOS
VISTA DE LA SIERRA DE GREDOS

viernes, 30 de julio de 2010

LA VACA Y EL CELO

Una vaca que halla quedado en buenas condiciones después del parto, lo normal es que a los sesenta días sea el momento oportuno para ser fecundada, bien por monta natural o por inseminación artificial que es el método utilizado mas frecuentemente, al menos entre las vacas de la raza Frisona, que es la que nos ocupa en este comentario, y que son las mas delicadas y siempre mas difíciles de fecundar. La vaca tiene unas tres semanas después del parto que son muy importantes para su producción y reproducción, en las cuales el ganadero debe de estar muy atento a la evolución de la misma y cuidar mucho su alimentación que será vital para que todo funcione correctamente. Los primeros días después del parto, es conveniente (si la vaca ha tenido mas de dos o tres partos) ponerla uno o varios frascos de Calcio, para reponer el desgaste físico sufrido en la lactación anterior y con ello evitar la fiebre Vitularia (o parálisis) y al mismo tiempo ayudara a expulsar las parias, con lo cual la vaca quede limpia y preparada para su fecundación en su momento. Como la vaca viene del periodo de descanso en el cual la alimentación debe de haber sido de menor intensidad y más baja en concentrados y más alta en forrajes, los primeros días después del parto se debe de tener mucho cuidado con su alimentación y continuar dándole con sumo cuidado, y poco a poco ir subiendo en volumen y concentrados de tal manera que no acuse el cambio, protegerla de problemas de timpanismo, acetona, mamitis, torsión de cuajar, ecetera. El ciclo de celo de la vaca es de veintiún días, cuando este ciclo se adelanta y no tiene regularidad, suele haber problemas de quistes en los ovarios y es necesario avisar a los técnicos para su tratamiento. En la actualidad es fácil para los Veterinarios sincronizar los celos, con ello se consigue aglutinar varias novillas en celo al mismo tiempo, para servir de receptoras en la transferencia de embriones, ya que la vaca donante suele producir seis u ocho embriones, e incluso mas y se hace necesario tener en celo ese mismo numero de novillas para recibir la transferencia de embriones. Quiero decir que no soy ningún técnico en el tema, pero si puedo decir que he sido muy entusiasta de la genética de las vacas de leche, y tengo muchos años de experiencia, aunque todo esto no es suficiente para llegar a ninguna colusión ya que puede ser errónea. También puedo decir que me he pasado más de media vida entre Veterinarios de los cuales he aprendido muchas cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario